Consejos Para Una Entrevista Laboral

En un mundo que parece estar avanzando muy rápido cada día, es importante estar actualizado y especialmente conocer las herramientas que podemos utilizar para nuestro trabajo.


Esto es un punto que comento a menudo en mis clases; podemos tener ciertas habilidades sociales, hacer las cosas bien, pero no es suficiente.

Si no conocemos la empresa en la que trabajamos, el área en donde nos desarrollamos y los objetivos que quiero alcanzar, muy difícilmente podremos negociar en una entrevista de trabajo.


He leído en algunos libros y blogs que lo primero que te recomiendan para una entrevista de trabajo es no estar nervioso pero cómo no estarlo si la mayoría de las veces vamos con la mentalidad de que vamos a pedir un favor.

Debemos saber la empresa que quiere contratar nuestros servicios también tiene objetivos y que no somos para todas las empresas.

1- Currículo

Antes de ir a una entrevista de trabajo, es muy importante que validemos que nuestro currículo cumple con lo requerido para el puesto solicitado y si se encuentra actualizado.

Es importante que cada logro debe verse reflejado en nuestro currículo, no es necesario que sepan dónde estudiamos la escuela primaria.

Nuestro currículo debe reflejar lo que somos, porque un reclutador vera si la expectativa de la empresa se cumple desde ese primer instante.

Pienso en el currículo como la primera impresión.

2- Primera Impresión

Mencionaba que el currículo es la primera impresión; pero el reclutador o la empresa nos conoce sobre papel pero ¿seremos los mismos en persona?

El uso correcto de adjetivos en nuestro currículo es importante para no denotar algo que no somos y tampoco llegar a la exageración.

La entrevista de trabajo es muy importante y este es el primer filtro para obtener el trabajo deseado, por eso recomiendo conocer a la empresa. Revisa sus perfiles en redes sociales, su página web e incluso lo que se dice de ella en otros foros.

La vestimenta cuenta mucho, es importante conocer nuestro cuerpo, hay colores que pueden favorecernos y otros que simplemente no son aptos para la entrevista.

3- Actitud

Una buena actitud cuenta mucho, pero en realidad no dice nada, especialmente durante el desarrollo de la entrevista.

Saludo de mano, estar erguidos, no cruzar los brazos, cuidar que las manos no suden, no ser tan efusivo, no dar respuestas cortas pero tampoco contar un cuento, son cosas que debemos cuidar en la entrevista.

4- Desarrollo Profesional

Cuando llegue el turno de hablar de nuestro desarrollo profesional debemos evitar el decir que “ha sido bueno”, porque esto no dice nada.

Si decimos que ha sido ascendente puede contar como una buena respuesta.

5- Objetivos

Es importante conocer los objetivos que nos planteamos como profesionales pero también conocer los objetivos de la empresa a la que me estoy postulando, de otra manera evitaremos caer en futuras decepciones por no estar en el puesto que pensamos que sería.